El Parque Nacional del Teide es un lugar único por sus paisajes.

Un pequeño recorrido por algunos lugares del Parque Nacional del Teide puede darte una buena impresión de lo que seria encontrarte de visita en otros cuerpos rocosos del sistema solar, como son la Luna, Marte o Venus.

No necesitas llevar un aparatoso traje espacial para evitar que las altas temperaturas o las presiones extremas te fulminen en cuestión de segundos.

El Parque Nacional del Teide es una oportunidad para pasear por otros planetas «en mangas de camisa».

Venus:

Si las lavas emitidas por el volcán son muy viscosas, y en conjunción con otros factores, pueden formar gruesas coladas superpuestas en forma de abanico, como las encontradas en la región de Aino Plantía o las que se pueden apreciar en casi todo el Parque Nacional.

La Luna:

Cuando las naves Apolo Alunizaros, encontraron Paisajes como el que aquí contemplas, con cráteres de paredes muy suaves cubiertos de un suelo volcánico triturado muy resbaladizo. Debida a esta similitud, las Minas de San José se han usado para probar prototipos de vehículos e instrumentos destinados a explorar nuestro satélite.

Marte:

Al formarse torrentes de agua en lugares áridos, suelen dejar en el paisaje la huella de su paso en forma de canales, como los que se aprecian en la región del Cráter de Monjave, en Marte, o los que puedes contemplar en el cercano Llano de Ucanca.

Todos estos paisajes lo podrán descubrir con nuestra excursión Teide al atardecer VIP tour que le hará vivir una experiencia inolvidable.